Un envidioso asno se come el girasol del jardín. Sin proponérselo se gana una buena indigestión y termina recibiendo una gran lección de vida con lo que sucederá meses después.

Este vídeo cuenta con un recurso pedagógico gratuito que puedes descargar desde la descripción del vídeo en el canal de Youtube.

Descargar recurso gratuito